Kütralkura. El geoparque está compuesto por siete comunas de la región de La Araucanía, relevando en ellas sitios de interés geológico.

 

En el Pabellón de La Araucanía se realizó el simposio de geoturismo de Chile con foco en la difusión internacional del geoparque Kütralkura, donde participaron activamente el Gobernador regional, Luciano Rivas y el alcalde de Lautaro, Raúl Schifferli, también en su calidad de presidente de la Asociación de Municipalidades Cordilleranas.

Este simposio es parte de las actividades del programa que busca el fortalecimiento de la agenda del geoparque en cuanto a la divulgación científica de este monumento natural, reconocido internacionalmente a través del sello de la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura).

El alcalde de Lautaro, Raúl Schifferli Díaz, en su calidad de presidente de la Asociación de Municipalidades Cordilleranas, se refirió a las gestiones llevadas a cabo para impulsar el geoparque: Estamos trabajando hace un par de años con este proyecto y se ha demostrado en este simposio, donde ha venido gente de la Unesco para juntos lograr convertirnos a corto plazo en un ejemplo del geoturismo nacional, dijo el alcalde lautarino.

Piedra de fuego

El Geoparque Kütralkura se ubica en la zona andina de la Región de La Araucanía y está compuesto por siete comunas de la región; Vilcún, Melipeuco, Curacautín, Curarrehue, Cunco, Lautaro y Lonquimay. El principal enfoque es validar sitios de interés geológico, lo que lo diferencia de otras rutas turísticas.

Por lo mismo, Kütralkura es un nombre compuesto que proviene del mapudungun -lengua del pueblo Mapuche y que significa “piedra (kura) de fuego (kütral)”. Este nombre hace referencia al intenso volcanismo que ocurre en este territorio, y que ha sido habitado por comunidades originarias desde al menos 2.000 años atrás.

En cuanto a la diversidad multicultural que identifica a la región, el Gobernador regional dijo: “Claramente esto nos entrega una riqueza distinta como Araucanía cuando hablamos del desarrollo del turismo. Aquí estamos entregando un turismo de otro nivel, uno que entrega cultura, que entrega ciencia y que además hace un desarrollo de los territorios bastante importantes”, comentó Luciano Rivas.

Para validar las relaciones exteriores, el encuentro contó además con la participación de invitados especiales como Eugenio Bidondo y la señora Helga Chulepin, integrantes de Unesco y ambos de nacionalidad uruguaya.

También estuvo presente Gonzalo Verdugo, Vicerrector de la Universidad Mayor, casa de estudios que trabaja colaborativamente con el geoparque: “Esta es una oportunidad tremenda para poder aportar al desarrollo sostenible de la región. Estamos en un proyecto que es pionero en Chile, o sea este es el primer geoparque del país y eso conlleva un trabajo científico de contenidos y estándares de turismo en el que todos tenemos que ser parte”, dijo Verdugo.

“Sillón del diablo”, sitio de interés geológico del geoparque Kütralkura en Lautaro.

Lautaro zona de sacrificio

La conservación del medio ambiente, eje central dentro de los geoparques, donde a través de un trabajo colaborativo con diferentes instituciones y organizaciones, tanto nacionales como internacionales, se busca impulsar iniciativas como estas para avanzar en el desarrollo local sustentable, conservación del patrimonio natural y cultural, y educación.

Es por esto que el alcalde lautarino intercedió en su discurso realizando una solicitud a la Unesco para no dejar que Lautaro se convierta en zona de sacrificio: “También estamos muy preocupados porque no queremos que Lautaro salga afectado en cuanto a salud, medio ambiente y turismo”, expresó la autoridad en cuanto a polémicos proyectos que pretenden instalarse en suelo lautarino. 

“Nuestra idea siempre ha sido mejorar la calidad de vida, no crear proyectos dañinos que perjudiquen el camino que hemos avanzado, así como lo son la WTE y Pintamahuida. Conservar la naturaleza y el paisaje le da una riqueza tremenda a la comuna. Las personas se merecen una tierra sustentable y protegida al pasar de los años. Lautaro no puede ser la zona de sacrificio de la región”, agregó Raúl Schifferli.